Fotos, relatos y videos de torturas sadomasoquistas extremas

Videos de torturas sado


Accede aquí a la mas completa colección de videos de torturas sexuales sin limites.


Ella y sus Esclavos
Sado a 9 Euros
Sadismo y Bondage



videos de torturas sado
Perversiones y videos de torturas sádicas extremas

Cientos de exclusivos videos de torturas bizarras y extremas del mundo del sadomasoquismo
concentrados en un solo lugar con acceso exclusivo a archivos, fotos y relatos sado.
Además de ver como dóminas y amos abusan de sus esclavos en videos de torturas sado
escandalosas y mordaces podrás chatear en vivo con perversas mujeres y hombres crueles
que mediante su experiencia sadomasoquista y videos de torturas salvajes te permitirán
de primera mano entender el morbo que rodea al culto del dolor y placer infernal. Sadismo y
masoquismo unidos en sadomasoquismo, o lo que es igual, videos de torturas bdsm muy sádicos.

Videos de torturas


Fotos y videos de sadomasoquismo,
torturas y perversiones de todo tipo:



Lesbianas en videos de torturas sado sirvientas esclavas de sus amas sadicas en videos sado.
Jaulas, ataduras y videos de torturas sado y sexo morboso en videos de torturas sadicas.
Sumisiones en videos de torturas con rubias rubias torturadas en videos de sumision y control sadomasoquista.
Lesbianas sadomasoquistas en videos gratis amas dominas dominando y sometiendo a torturas a sus esclavas.
Videos de torturas, azotes y latex dominas tetonas y perversas dominando a sus esclavas en videos sado.
Jovenes inocentes torturadas sadicamente Videos sado de jovencitas inocentes esclavas de deseos sadomasoquistas.
Videos de torturas con pinzas en los pezones castigos sadicos retorciendole los pezones con pinzas en videos de torturas.


Masturbate y goza sin parar con nuestros videos sado completos hechos con el único
objetivo de elevar el morbo a cotas insospechadas para el ser humano normal. Contempla
a los sadicos mas crueles castigando a sus esclavos masoquistas en videos de torturas largos.

Torturas sado - Torturas BDSM - Videos sado


Me desnudé, y ella pudo ver la fuerte erección que tenía. Creo que por primera vez en su vida, Ana sintió algo de temor por lo que una polla dura podía hacerle. - Ahora vas a darle la bienvenida a la polla de tu amo, vas a comer polla hasta que me corra... verás que rica está... venga, putita, abre esa boca y empieza a mamar polla... - Ana abrió la boca para recibir su ración de polla, pero la postura en la que la había atado no le dejaba alzar la cabeza bien. Tenía que tenerla apoyada en el respaldo del sillón. Esa postura era perfecta para follarla luego por detrás... pero no para que mamáse pollas. Recogí su pelo, y le mantuve la cabeza erguida tirando del mismo. "Ahhhh... me haces daño" El tirón de pelo le estaba doliendo. Aproveché que abrió la boca, y le metí la polla dentro. "Chupa, puta, chupa... y no pares hasta que yo te diga". Ana comenzó a mamar. Lo hacía muy lento. Empecé a follarla por la boca. Ana gemía, intentaba coger aire, y hasta tenía arcadas, sobre todo cuando le metía la polla como si quisiera atravesarle la cabeza. Ana estaba totalmente sonrojada, y apretaba los ojos. El rimel se le había corrido, y el carmín se había emborronado alrededor de sus labios. Cada vez que mi polla salía de su boca, caían hilillos de saliva viscosa. Yo estaba tan excitado que sabía que no iba a tardar mucho en correrme. Entonces recordé una cosa de un relato que había leído, y decidí aplicarlo. Tenia pánico, no quería que me hicieran nada, pero a la vez esto me estaba excitando como loca, saber que dos tipos me tenían dominada, era una sensación nueva y totalmente electrizante. Bueno, ya sabes que puedo llegar a pegar muy duro, así que pórtate bien, y gocemos un rato bien sabroso!, el otro tipo me gritó desde el baño. El tipo que estaba encima me quitó la pijama y quedé totalmente desnuda,¡¡ pero que tetas más ricas y paraditas tenemos aquí, nuestro banquete va a ser único, y la conchita bien depilada, esta debe ser una zorra para el sexo!!!, yo solo los miraba, sin demostrarles nada. Me tumbaron en la cama y me ataron los brazos y pies a los de la cama, me dejaron extendida, luego me advirtieron nuevamente que si volvía a gritar la iba a pasar muy mal, a lo que asentí con la cabeza. Se desvistieron los dos, y quedé sorprendida al ver los dos penes tan grandes que tenia al frente, no estaban totalmente empalmados, y ya tenían el tamaño del pene de mi novio, mi sorpresa fue obvia, y ellos rieron y me dijeron, que, no habías tragado trancas tan grandes?, pues ahora vas a probarlos completicos, porque te los vas a comer. Uno de ellos se acercó a mi boca y me dijo que me lo tragara, y así fue, empecé a darle una mamada, sin gusto, y entonces él me agarró por el cabello y me dijo, quiero que disfrutes y que me hagas disfrutar, porque sino, quedaras como un hígado. El otro mirando y empezando a menearse el palo que tenia le dijo, tranquilo, que esta zorra ya esta mojada de solo pensar que no la vamos a follar, mírale su concha, brilla de lo guarra que esta. La penetré de una sola embestida y entró con suavidad, aunque se quejó con un ruidillo que salió de su boca cerrada; me recliné sobre su espalda para acoplarnos perfectamente y me uní a ella, agarrando sus tetas una con cada mano. Empecé a sacarle y meterle la polla acompañado por sus quejidos, poco a poco al principio y cada vez más deprisa mientras le magreaba las tetas. Después de un rato noté que los quejidos iban desapareciendo poco a poco y se iban transformando en alaridos de placer. Le cogí los pezones y cuando calculé que iba a gemir de placer, se los estiré bruscamente sin avisar, soltó un alarido sordo, sin abrir apenas la boca. Volvía a sentir dolor y clavaba las uñas en la cama; empezó a respirar rápidamente por la boca como si se ahogara. Sin parar de follarla, le apreté las tetas clavándole las pocas uñas que tenía. Follé como un animal mientras aún corrían gotas de orina sobre su espalda y perlaban su cuello, brazos y axilas y seguían corriendo por sus piernas. El contacto de mi propia meada sobre aquel cuerpo mancillado resultó demasiado y viendo que me iba a correr, comencé a apretarle las tetas al mismo ritmo que me venía y cada alarido me ponía más cachondo y la embestía con más brutalidad. El alarido continuó aumentando señalando mi corrida dentro de su culo. Seguí dándole un rato más después de haberme corrido. Le había dado por el culo, la había obligado a comerme y lamerme todo el cuerpo de la manera más perversa posible y la había azotado hasta dejarle las nalgas tumefactas.





Peliculas completas de perversiones sado, masoquistas y videos de torturas sádicas.


Web Prohibida