Bienvenidos a la web de torturas sexuales y sadismo extremo.

Torturas Sexuales Sado


Todo el sadomasoquismo y bdsm, las torturas sexuales mas morbosas y despiadadas de la red

sadismo y torturas sexuales
Si estas buscando porno sado extremo y Torturas Sexuales entra Aquí

Fotos y videos de torturas sexuales extremas representando el sadomasoquismo mas
brutal llevado a los extremos de la morbosidad. La página xxx que te trae sin censura
ni tabues la gama mas completa y sadica de placer y dolor, torturas sexuales dificiles de
creer y asimilar. Si te gusta lo realmente duro y estás aburrido de buscar sin frutos esos
dias de insatisfacción llegaron a su fin en Sadismo Extremo: la web de torturas sexuales!
Cuero, cadenas, latex, látigos, velas, vendas y toda la parafernalia imaginable en el mundo
de lo oculto y bestial unidas en un solo lugar con un único objetivo: torturas sexuales. Torturate!!

Ella y sus Esclavos
Sado a 9 Euros
Sadismo y Bondage


Torturas Sexuales


Fotos y videos gratis de torturas y sadomasoquismo
bdsm, bondage y mas perversiones sexuales:



Torturas sexuales enjauladas Ama madura, perversa y tetona sometiendo a torturas a su esclava.
Zorritas sufriendo torturas sexuales Castigos y torturas sexuales a zorras desobedientes.
Jaulas y torturas sexuales de inmovilización Putitas sadomasoquistas torturadas en jaulas pequeñas.
Lesbianas sadomasoquistas torturadas Fetichismos y abusos sexuales con sado lésbico.
Torturas sexuales a perras tetonas Rubias con tetas enormes sometidas a castigos sexuales.
Sado lesbico y castigos sexuales Torturas fetichistas a zorras tetonas y desobedientes.
Velas, agujas, latigazos y otras torturas sexuales Masoquistas sedientas de dolor se someten a todo tipo de torturas.


Todo tipo de juegos sexuales y castigos morbosos y casi inhumanos llevados al límite
permitido por la ley y los derechos personales unen el deseo y dolor para
dar lugar al bdsm mas morbosos y placentero. Sado y torturas sexuales.

Torturas sado - Videos de torturas - Fotos de torturas


Este hecho produjo que mi novia comenzara a fantasear cuando hablábamos por teléfono. Me decía que quería ser el objeto de todos mis deseos, que quería obsesionarme, que más nunca podría pensar en otra chica porque todo me lo podría dar ella, se masturbaba para mí mientras conversábamos, gemía y me susurraba que quería ser mi juguete y que la usara, que decir tiene que los dos alcanzábamos el orgasmo en unas fantasías que poco a poco subían de tono. Después de un tiempo era evidente que sus sesiones masturbatorias aumentaban notablemente y sus fantasías también, me hablaba de todo tipo de deseos lujuriosos y de cosas de lo más bizarras, yo estaba realmente muy contento porque no hay nada más encantador que ver como tu dama se convierte en una perra en celo, me encanta que sienta placer, que se desinhiba y sobre todo que sepa que yo quiero sobre todo su placer y que no me importa cuáles sean sus deseos, no me asustaré de sus fantasías, hace tiempo que acepté que también mi mente es brillantemente retorcida en lo que a las artes amatorias se refiere. Ahora el problema era hacer que ella se lanzara a hacer esas fantasías, porque si bien es verdad que empezaba a descubrirse, es realmente tímida. Pensando en cómo hacer para que diera el paso final hacia su desinhibición, recordé como le gusta que le hable cuando tenemos sexo, que la llame puta, perra, esclava o que le pegue cuando está llegando al orgasmo. Así que desde ese momento me volví un poco más autoritario, con excelentes resultados además, ella me confesó pasado un poco que sería mi esclava para todo lo que yo quisiera, pensé que era el momento de pasar de las palabras a los hechos. Solo sé que le empecé a obedecer enseguida. A través de Internet. Todos los días, en mi trabajo, estaba pendiente de que me llegase algún correo suyo. Ah, si mis subordinados supieran que alguna de las veces que pasaba delante de ellos, en dirección a los baños, iba en realidad a quitarme las bragas, porque mi Tutor no me permitía leer sus mensajes con las braguitas puestas. Y que a la vuelta, llevaba esas mismas braguitas encerradas en mi mano, porque mi Maestro así lo quería. Aunque, para qué engañarnos, esos paseos no fueron muchos, porque enseguida adquirí la costumbre (impuesta por mi Tutor) de quitarme las braguitas rápidamente en mi propio despacho. Primero, sentada en mi silla, arrimándome a la mesa, levantando el culito y bajándome las bragas con rapidez hasta sacármelas por las piernas y guardarlas en un cajón, antes de leer el correo. Después, el morbo de la excitación podía conmigo, y me situaba detrás de la puerta cerrada que me separaba de mis empleados, me subía el vestido hasta la cintura, y me quitaba las bragas con calma. Y, mojada ya, sólo con eso, sin haberme bajado el vestido, volvía lentamente a la mesa y me sentaba a leer el correo de mi Maestro, temiendo que en cualquier momento alguien abriera la puerta. Temiéndolo, si, pero mojada. -Bueno, ya lo ves colega. Ya te dije que le iba a gustar mi polla a esta zorra. -Por eso te escogí a ti, para que disfrute una buena polla. -Pues ven aquí y sácala comiéndomela, que lo hace muy bien. Entonces la guarra de la puta le dio una mamada como nunca me la había dado a mí, e incluso posó a la cámara con miradas y gestos. Daniel la detuvo y cogiéndola de la correa, la llevó al salón a cuatro patas, donde se sentó y la hizo seguir. Cogió él la cámara y fue sacando cada lamida, cada gesto, cada metida y sacada. También la hizo hacerle una cubana. Con esas tetas (110) imaginaros que bien las hace. Yo estaba el lado haciéndome una paja, y no tardé mucho en advertirlo -Me voy a correr.





Abusos, sadismo y dominación Sado extremas en torturas sexuales.


Web Prohibida